fbpx

Tendencias Comunicación Corporativa 2020

Tendencias comunicación 2020

¡Hola! hace ratico no escribía y hoy quisiera variar el acostumbrado formalismo con un tono más cercano, que nos permita entender las tendencias como si estuviéramos en la sala de tu oficina compartiendo un café.

Después de recorrer un gran año de la mano de más de 2000 proyectos de comunicación que realizamos en Imaginario, aquí van pues las tendencias que determinarán los rumbos estratégicos de la comunicación corporativa y por ende los temas que no debes dejar pasar en tu plan de trabajo.

Enfoque integrado de comunicaciones: Las compañías trabajan por tener una sola voz frente a sus públicos de interés, creando una coherencia entre sus iniciativas de comunicación. Por eso, las líneas límites que existen entre comunicación corporativa, relaciones públicas, mercadeo y asuntos corporativos, se verán cada vez más difuminadas, creando la obligación de trabajo interdisciplinario de estas áreas en iniciativas y objetivos comunes.

Employee Experience: Las compañías deben encontrar la forma de transmitir sus promesas de valor tanto al cliente externo como al interno. Es allí donde se integra comunicaciones, recursos humanos, mercadeo y tecnología para hacer que los colaboradores vivan realmente una experiencia única. Es entonces aquí cuando comunicación interna juega un papel primordial para lograr el engagement entre la marca empleadora y los colaboradores. 

Storytelling: Los colaboradores quieren saber las historias de las personas detrás de un cargo y cómo su trabajo impacta la vida de los clientes. La forma en que contamos una historia sigue posicionándose en los primeros eslabones de las campañas de comunicación. Conocer a los protagonistas y sus historias genera engagement, reconocimiento y posicionamiento de proyectos a través de la visión de sus líderes.

Medición: Medir lo esencial y lo que impacta al negocio. Cada vez la comunicación tiende a ser más estratégica, por lo cual debemos mapear los resultados de las iniciativas y generar acciones preventivas y correctivas a esos desafíos que a diario enfrentamos; así podemos mostrar tangiblemente cómo agregamos valor a la marca y a los activos intangibles de la compañía.

Diagnóstico: Todos necesitamos un punto de partida para saber dónde estamos, en qué escenario jugamos y cómo son las características de nuestro equipo para marcar esos gloriosos goles, por eso es indispensable una mirada de expertos que nos puedan ayudar a identificar insights y oportunidades para llevar la comunicación a un nivel estratégico en las organizaciones.

Redes sociales corporativas: Generar comunidades digitales al interior de la compañía es un esfuerzo que genera vínculos reales entre los colaboradores y segmentos de la organización; para esto es importante mapear y desarrollar sus intereses más allá de lo corporativo. Construir una comunidad es crear nuevos espacios de doble vía en donde hay una construcción colectiva de conocimiento, donde el colaborador tiene voz y participación activa en la comunicación de los temas relevantes dentro del marco corporativo. Las más usadas, Workplace de Facebook y Yammer de Office 365.

Diseñar espacios y experiencias: Los colaboradores quieren menos powerpoint y más acción. Quieren vivir a través de ejemplos vivenciales y herramientas lúdicas en una atmósfera de aprendizaje, los factores claves de su organización, temas como planeación estratégica, valores, competencias corporativas, proyectos estratégicos, son los que se convierten en temas fundamentales para la implementación de una buena gestión del cambio a través de la experiencia.

Digitalización de experiencias: Romper las barreras geográficas para llevar los mensajes claves a través de experiencias memorables se convierte en un elemento estratégico para generar momentos de alto impacto en la organización. Esto se logra a través de sistemas como realidad virtual, gamificación e integración de storytelling, se seguirán creando entornos y experiencias únicas que fortalecerán la conexión de los públicos con la marca.

Promesas de valor: En la actualidad es muy importante transmitir nuestro propósito y hacerlo evidente a nuestros clientes, no es suficiente con tenerlo en un papel, debemos trasladarlo a acciones tangibles y medibles que sean notorias para nuestros públicos; debemos traducir nuestros propósitos en promesas de valor que sumen al negocio y respondan a las necesidades de nuestros clientes.

Conocer al cliente: Después de conocer muy bien el core del negocio de nuestros clientes y a sus líderes, identificamos la metodología que nos permita sacarle el mejor provecho a la experiencia, para así cultivar insights poderosos y crear estrategias de impacto. Hay que entablar más relaciones cercanas con el cliente que permitan identificar oportunidades de integración, conexión y engagement.

Capacitar sobre el uso de la marca: El uso de la marca hoy ya no depende de solo el área de comunicaciones o mercadeo. Con la integración de las redes sociales, los colaboradores de la compañía se convierten en prosumidores de información que podría afectar positiva o negativamente el posicionamiento de una marca; por ello es de vital importancia capacitarlos sobre el buen uso  y cuidado de nuestra valiosa marca en el mundo digital.

Video: Este sí que se convierte en el rey del contenido. Nada mejor que una historia bien contada en 30 segundos, que nos permitan conocer la oferta de valor de los productos o servicios. 9 de cada 10 usuarios ven los videos que publican sus marcas seguidas ¡Es hora de realizar video marketing!

Transmedia: Sin duda alguna ser omnipresentes es un atributo que debe tener la comunicación actual, abordar varios medios para socializar un tema específico y posicionar los mensajes que queremos es una prioridad de la estrategia. Hoy el tema digital está en auge, pero no debemos olvidar la importancia de los medios tradicionales y presenciales pues entre los tres se complementan y nos apoyan a posicionar el mensaje que queremos en la mente y el corazón de nuestro público objetivo.

Identificar el propósito de la marca: Saber el qué, por qué y para qué, como razón de ser de la compañía, se hace imprescindible al generar diálogos con públicos de interés en temas como sostenibilidad, responsabilidad social e impacto ambiental. Los clientes y la sociedad en general hoy valoran marcas con propósito que se posicionan positivamente en el mercado gracias a la transmisión de valor en estas líneas corporativas.

Estas son algunas de las tendencias que seguiremos implementando en Imaginario a través de nuestros servicios, vamos a ver con qué más sorpresas nos podemos encontrar por el camino. Desde Imaginario seguiremos trabajando por menos monólogos corporativos y más diálogos con nuestros grupos de interés.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos conocerte y que nos conozcas, estamos seguros que podemos apoyarte en la creación y ejecución de las estrategias que harán que tu compañía sobresalga.